Dos verdades sobre Gustavo Petro Urrego

De los hermanos Moreno a Santos

5

Un relato de los hechos recientes de la vida política del ex-alcalde, que podría terminar como otro de los candidatos de Santos

1 El hombre contra una alternativa verdadera

El hombre contra una alternativa verdadera

No se debe perder de vista que uno de los alfiles del establecimiento en Colombia es Santos. Con él y con los hermanos Samuel e Iván Moreno, Gustavo Petro tiene una interesante historia. Acompáñeme a verla:

26 de febrero de 2008

La primera alianza de Petro con los hermanos Moreno al interior del PDA (al que llegaron juntos provenientes del PDI), se concreta para sacar del Polo a Carlos Gaviria en el marco de las elecciones al II Congreso del PDA.

12 de mayo de 2010

Luego de una carta de Petro en busca de acuerdos con la Anapo (la tendencia política de los Moreno), los célebres hermanos deciden apoyar su candidatura presidencial. Se concreta una nueva alianza.

24 de Junio de 2010

Sin consultarle a su partido, Petro le propone una alianza a Juan Manuel Santos -recién electo Presidente de la República-. Es decir, Petro quería incluir al Polo en la Unidad Nacional luego de haber hecho campaña como partido de oposición y contra los mandatos que sus bases dieran en el más reciente Congreso.

2 de agosto de 2010

En la última reunión de Petro en el Polo estuvo Iván Moreno, a quien también le pidió que lo apoyara para ser presidente del Polo. En contra de la democracia del partido, Petro decía: “en este momento para el partido es importante que quien ganó la consulta sea el presidente de la colectividad”, pero a pesar de la presión el Polo respeta sus estatutos y democracia interna. Petro pierde la presidencia con 26 votos en contra y sólo 7 a favor.

No es un político de izquierda pero es funcional a los intereses del establecimiento. Porque así se puede presentar la democracia y la sociedad colombianas tan abiertas que hasta una persona de izquierda y que incluso viene de la guerrilla como Gustavo Petro puede ganar unas elecciones. Pienso que cuando las gana es porque ha hecho demasiadas concesiones a la política tradicional.

Carlos Gaviria Fundador y primer presidente del Polo Democrático Alternativo
1 de diciembre de 2010

Como reflejo de su carácter antidemocrático y dado que no fue nombrado presidente, Petro decide romper con el Polo, acusar a los Moreno (sus aliados hasta hace poco y contra los que ya corría un proceso en contra al interior del Polo y en la Corte Suprema) y utilizar el pantallazo para catapultar su carrera y materializar la alianza con Santos que se vio también en 2014.

A quien interese, acá un resumen de las actuaciones del Polo frente a los hermanos Moreno.

30 de octubre de 2011

Con un lema casi monotemático contra la corrupción de los Moreno -sus antiguos aliados- y una campaña de alrededor de 1.300 millones (declarados), Petro llega a la Alcaldía de Bogotá. También gracias a donaciones de Martha Yaneth Plata, la esposa del Viceministro de Turismo de Santos, grupos financieros -Rock Air Ingeniería EE.UU., Grupo Empresarial Bolívar, Grupo Empresarial Antioqueño, Colpatria, Valorem, Interbolsa, entre otros-, y aportantes con los que luego contrató su administración.

Mayo de 2014

Cuando Petro se debatía entre una destitución de mandato como Alcalde, su realineación con el Santismo se empezó a cocinar gracias a que Santos lo necesitaba para reelegirse. En un evento en el Centro Cultural Gabriel García Márquez, el apoyo al actual presidente y a su fórmula -Germán Vargas Lleras- se oficializó, como señaló la redacción de El Espectador.

2 “Están verdes las uvas”, dijo la zorra cuando no pudo alcanzarlas

“Están verdes las uvas”, dijo la zorra cuando no pudo alcanzarlas

La noticia de la consolidación de la Coalición Colombia cayó como un baldado de agua fría a quienes -llamándose alternativos- intentan crear una tercera fuerza del establecimiento del lado de Juan Manuel Santos, que pueda ser entregada tal como hizo Clara López con el Polo en 2014. Hoy que los independientes se rehusaron a apoyarlo, Petro patalea.

Lo que Petro intenta decir en el trino es que Sergio Fajardo convierte a la Coalición en Neolibreal -un absurdo, ya que Fajardo está hablando de revisar los TLC neoliberales (que hasta quien critica apoyó) y de proteger a los productores colombianos-, pero más importante, olvida que él mismo hace muy poco llamaba a Fajardo a unirse y que lo apoyó en anteriores contiendas.

Por mi parte, ya no le creo a Petro. Hizo campaña a la Alcaldía hablando de las mafias de TransMilenio y con un discurso ambientalista, pero una vez alcalde les prorrogó los contratos a estas mismas mafias (lo mismo que ahora hizo Peñalosa) para que hasta hoy sigan enriqueciéndose, envenenándonos con Diesel y prestando un servicio de pésima calidad con los buses chimenea de la fase I.

Pero no sólo es incoherente y útil al establecimiento, Petro además no suma. Y por eso no hay que soñar con unírsele porque suena alternativo, con él se irían muchos. La encuesta Invamer -a pesar de lo que se pueda pensar de las encuestas- muestra una tendencia que se corrobora en varias otras: no toda unidad suma. Si llegase a alcanzar la segunda vuelta, Petro perdería con Marta Lucía Ramírez y quedaría en empate técnico con Vargas Lleras e Iván Duque, mientras que por ejemplo, Fajardo, ganaría en todos los escenarios con holgura.

Recomiendo leer Por qué Petro no está en la coalición contra la corrupción, de Angel Ramirez Pineda.

 

A %d blogueros les gusta esto: