A 250 años del natalicio de Alexander von Humboldt

Este año se conmemoran 250 años del natalicio de Alexander von Humboldt, quién a principios del siglo XIX visitó América. De este amante de la vida, los fenómenos naturales y sus intrincadas relaciones, hablaremos en este #DomingoDeCiencia.

Única foto conocida de Alexander von Humboldt

Hijo de su entorno material que se derivaba de la industrialización, coincidió con Immanuel Kant, Arthur Schopenhauer, Johann Wolfgang von Goethe y Friedrich Schiller. En su tiempo vieron la luz los avances de Gauss en física y de Alessandro Volta y Michael Faraday en la electricidad, entre otros.

Viajó por América Latina entre 1799 y 1804. En su travesía visitó los actuales territorios de Cuba, Venezuela, Colombia, Ecuador y México, y a través de sus textos y dibujos mostró a la sociedad europea las condiciones naturales y sociales del Nuevo Mundo.

Recorrido de Humboldt por Latinoamérica

En su recorrido por Latinoamérica no solo registró fenómenos naturales, también mencionó con horror las crueles condiciones en la que vivían los indios, en Venezuela y en México, donde es  considerado parte del movimiento de independencia. En Cuba, aún es valorado por su oposición a la esclavitud. Aquí una visión desde Ecuador.

En Colombia visita Cartagena, Turbaco (los Volcanes de aire) y recorre el río Magdalena donde realiza un ensayo sobre la respiración de los cocodrilos, para llegar finalmente a Santa Fe donde se reúne con José Celestino Mutis.

Volcanes del aire en Turbaco

Visita las minas de sal de Zipaquirá, el lago de Guatavita, el Páramo de Chingaza y El Salto del Tequendama. Su viaje concluye en Popayán (donde permanece por más de un mes) y Pasto donde explora el Volcán Galeras y algunos páramos vecinos.

A los 65 años inicia su libro más influyente: “Cosmos, o ensayo de una descripción física del mundo” donde registra los fenómenos celestiales, la tierra, la vida orgánica y sus relaciones. El segundo tomo es un recorrido por la humanidad y su historia.

La historiadora Andrea Wulf analizó al investigador y concluye: “Fue el primer ambientalista de nuestro planeta. El padre del movimiento ecologista, el hombre que descubrió que el ser humano puede cambiar el clima”. Además de ser base para la teoría de la evolución de Darwin.

Que esta sea una excusa para valorar la ciencia y su método. De ver, como lo hacía Humboldt, la belleza tras la naturaleza descrita a través de la investigación: “El conocimiento nunca podría matar la fuerza creativa de la imaginación, sino añadir pasión, asombro y admiración”

A %d blogueros les gusta esto: