Bogotá despierta víctima de la tala de árboles

1

Enrique Peñalosa, como los ladrones, llega en la madrugada a talar nuestros árboles pasando por encima de la comunidad, ¡y anuncia que viene por más!

Santiago Aparicio, vecino del norte de Chapinero,  se despertó esta madrugada con el ruido de las motosierras. Cómo lo hizo saber en sus redes, estaban tumbando árboles de muchos años de edad por orden del Jardín Botánico, en un plan -o diseño paisajístico- que va desde la Calle 72 hasta la Calle 85 por la Carrera novena. La indignación ciudadana no se hizo esperar y en las redes se empezó a mover la etiqueta #PeñalosaTaladordeÁrboles.

Santiago nos entregó los conceptos técnicos emitidos por parte de la autoridad ambiental; documentos exigidos por él y que el contratista encargado de la tala le hizo llegar. En dichos “conceptos de manejo” se ordena la tala de numerosos árboles, la gran mayoría argumentando que los individuos “presentan interferencia directa con el proyecto de renovación paisajística”. Esto genera incertidumbre sobre la real intención de la Administración actual. Diría el sentido común que no había por qué remover los árboles, que se trata de un asunto cosmético. Para completar, no se informó ni consultó a los residentes ni organizaciones ambientales.

Para no quedarnos con la duda consultamos a ingenieros forestales expertos en arbolado urbano y procedimientos administrativos sobre los conceptos emitidos por la Secretaría Distrital de Ambiente. Así las cosas, lo primero que resulta absolutamente inquietante, es que existe una aparente violación del procedimiento interno de la entidad, ya que dichas talas debían ser autorizadas bajo acto administrativo de Resolución(*nota) y no por concepto técnico de manejo ya que en su justificación se hizo expresa la interferencia con obras paisajísticas.

Por otra parte, los expertos agregan que: “los conceptos no gozan de ningún tipo de rigurosidad; son ambiguos y carecen de justificación técnica en la evaluación física, sanitaria y de riesgo relacionado con el emplazamiento para el procedimiento de tala, como pudriciones basales o localizadas en fuste, enfermedades en estado avanzado, pudrición radicular, muerte descendente, inclinaciones, copas descompensadas, entre tantas otras variables de debe estudiar un ingeniero para llevar a cabo la toma de decisiones de lo que se debe autorizar”.

Beatriz Arango, de la Asociación de Residentes del Chico SurOccidental -Archi, duda además que se hayan revisado los árboles antes de la tala en busca de nidos de pájaros.

Mientras en Chapinero llueve, en Teusaquillo y otras zonas de la ciudad tampoco escampa. Horas más tarde se conoció otra denuncia ciudadana, de nuevo, de talas cosméticas en la Carrera 30. Estas denuncias se suman a otras en días recientes, y sobre las que ya ha habido manifestaciones (una marcha por los árboles y una abrazatón hoy en el Parque Nacional):

  • Los  de vecinos de las calle 116 han sido víctimas de múltiples talas para la construcción de ciclovías y otras obras.
  • Múltiples parques de la ciudad están en amenaza o han tenido talas so pretexto de iluminarlos -porque según el alcalde los árboles generan inseguridad- y para la construcción de canchas sintéticas y otros tipos de endurecimientos, como los casos del parque El Virrey, Japón, Bosque de San Carlos, entre otros.
  • Las obras de infraestructura para movilidad,m como el metro elevado y el transmilenio por la Séptima, requerirán la tala de miles de árboles, algo que no tiene a los vecinos felices.

Luego los actos simbólicos, una vigilia y una velatón, los vecinos de Chapinero están invitando a todos los los vecinos de la novena y demás interesados a un espacio de particpación al que hemos invitado a las autoridades y a expertos forestales. Será este martes 4 de septiembre en el BIoPlaza de El Nogal (Calle 79B # 7-90 piso 2).

Los 96 árboles de la Carerra Novena son la punta del iceber de lo que algunos han llamado un ecocidio en Bogotá. Obras como el metro elevado y la troncal del TransMilenio por la Séptima significarán la perdida de más de 3.500 árboles. Por eso para este 8 de septiembre, múltiples colectivos y grupos ciudadanos están convocando a unirse al día mundial #UnidosPorElClima, con énfasis en decir no al TransMilenio por la Séptima (conozca los detalles).

*Nota:estuvimos investigando y las reglas tienen un cambio reciente que al parecer regularizó ese proceder que consideramos inadecuado.
A %d blogueros les gusta esto: