La clave de la información local

Carta abierta al Concejo de Bogotá sobre el proyecto de fusión de los hospitales públicos

0
Compartimos la carta enviada por los usuarios del sistema de salud al Concejo de Bogotá
Bogotá, 27 de febrero de 2016.
Quienes asistimos al encuentro “Implicaciones del modelo de salud de Enrique Peñalosa para Bogotá”, convocado por la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud, capítulo Bogotá, queremos expresar a ustedes nuestras consideraciones y exigencias ciudadanas aprobadas en este evento, luego de un largo proceso de discusión del problema de la salud en los ámbitos local, distrital y nacional.
Consideraciones:
  1. El proyecto de acuerdo N° 076 de 2016, “Por el cual se efectúa la reorganización del sector salud de Bogotá, Distrito Capital, se modifica el Acuerdo 257 de 2006 y se expiden otras disposiciones”, está dirigido a profundizar el modelo de la Ley 100 de 1993 y a continuar la política de fusión de hospitales que adelantó la primera administración Peñalosa, cuya intención es disminuir los costos de funcionamiento en detrimento de la atención de la comunidad. Es evidente que la mala calidad del servicio es causada por la búsqueda de ganancia de las empresas promotoras de salud (EPS) de los dos regímenes, y que la crisis de los hospitales se debe más a las deudas de estas empresas que a fallas en su administración.
  2. El Proyecto no exige el pago inmediato de las deudas de las EPS con los 22 hospitales públicos de Bogotá ni establece mecanismos legales para ello, de este modo se permite intencionalmente que los mismos sean asfixiados financieramente para allanar su proceso de privatización.
  3. Las redes de servicios dependen en la actualidad de las EPS de ambos regímenes, no dependen de los hospitales ni de los entes territoriales. En este contexto, las EPS del Régimen Subsidiado contratan con los hospitales bajo el criterio de obtener las menores tarifas y lograr mayores ganancias; al paso que las del Régimen Contributivo no contratan con los hospitales públicos. Se entiende que no funcionarán las subredes propuestas ni se justifica la fusión de los hospitales públicos.
  4. La propuesta de fusión de hospitales no sólo retrocede en el esfuerzo de descentralización en la atención de la ciudad sino que desconoce la participación comunitaria en salud, establecida en el artículo 12 de la Ley 1751 de 2015, Estatutaria de Salud. En efecto, el proyecto de Acuerdo fue elaborado a espaldas de los bogotanos y está concebido para reducir el número de delegados de los usuarios y pacientes ante las Juntas Directivas de las Sub-Redes, de 22 representantes a solamente 4. Conviene mencionar que los gerentes serán nombrados a voluntad del alcalde Peñalosa durante el proceso de transición.
  5. El proyecto de acuerdo pretende desarrollar en Bogotá la Política de Atención Integral en Salud (PAIS) y el Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS) elaborado por gobierno nacional para todo el país, sin resolver la causa principal de la crisis del sistema: la intermediación financiera ejercida por las EPS, que permite la apropiación indebida de los recursos públicos de destinación específica para la salud. Esta intermediación es la que ha creado las barreras al acceso de los ciudadanos a los servicios y se ha opuesto y entrabado el pago de las facturas a las instituciones prestadoras.
  6. La red hospitalaria pública es de la ciudadanía bogotana y no de la Alcaldía Mayor o de la Secretaría de Salud. Por ello, más que fusionar hospitales y eliminar UBAs, UPAs y CAMIS, que profundizarán las barreras de acceso de los bogotanos, lo adecuado es fortalecer la red pública con más recursos directos, participación y control social y ampliación de la Atención Primaria en Salud en cabeza del Distrito y no en las EPS.
Con base en lo anterior les presentamos las siguientes:
Exigencias ciudadanas:
  1. Retiro inmediato del Proyecto de Acuerdo por parte del Secretario de Salud. En caso de no ser retirado solicitamos al Concejo el archivo del Proyecto de Acuerdo presentado por el gobierno distrital a esa Corporación.
  2. Mantener el carácter público y descentralizado de la red pública hospitalaria, comenzando por el pago de la deuda acumulada por parte de las EPS con estas instituciones, con base en el Artículo 24 de la Ley Estatutaria en Salud 1751 de 2015.
  3. Cumplir con la formalización laboral en todos los hospitales públicos de la red, con base en lo ordenado por las Corte Constitucional sobre el particular, con el fin de que se respete la dignidad y la estabilidad en el empleo de los trabajadores de la salud.
  4. Fortalecer y ampliar la estrategia de la Atención Primaria en Salud con modelo de salud familiar y comunitaria, fortaleciendo puntos de atención de los hospitales públicos y con enfoque poblacional, sin la intermediación de las EPS.
  5. Al gobierno nacional le exigimos la realización de un proceso de debate público regional y nacional para la construcción de un nuevo sistema de salud, sin intermediación financiera lucrativa, con administración pública y descentralizada de los recursos para la salud, participativo, intercultural y con redes realmente integradas y colaborativas de servicios de salud, adecuadas a las necesidades de las poblaciones y no al negocio de las EPS.
Alentados por estos principios, y como movimiento mancomunado de organizaciones sociales, asociaciones de usuarios, COPACOS y organizaciones sindicales en defensa del derecho fundamental a la salud, manifestamos que realizaremos movilizaciones pacíficas en defensa de la red pública del Distrito y que nos hemos adherido a la jornada de paro nacional convocado para el próximo 17 de marzo.
Firman: personas y organizaciones asistentes al evento en mención (listado anexo).