¿Cómo entender el miedo vivido durante el Paro?

Con ayuda de la Psicóloga de la Universidad de los Andes Elen Arenas, en este #DomingoDeCiencia analizaremos ese sentimiento colectivo que vivimos durante los primeros días del Paro Nacional, el miedo.

El miedo es una respuesta automática e involuntaria. Cuando lo sentimos se “dispara” nuestro Sistema Nervioso Autónomo que controla las funciones inconscientes como la respiración. La Amígdala Cerebral es fundamental en este proceso bioquímico.

La Amígdala envía señales a las glándulas suprarrenales que responden liberando cortisol, además de adrenalina y noradrenalina, entre otros. La glucosa se incrementa por todo el cuerpo, haciendo que los órganos trabajen con mayor eficiencia.

Ante el miedo, se genera una reacción de lucha o huida (flight or fight response) que está mediada por elementos evolutivos y es fundamental porque para el cerebro se trata de nuestra sobrevivencia , por eso es automática.

Es en esta parte de nuestro cerebro “reptiliano” donde descansan miedos primitivos y heredados como a las arañas, ratas, serpientes, etc. y que nos han permitido sobrevivir como individuos y especie durante milenios. ¿Te hacen escalofriar estas fotos?

Lo interesante del miedo es que es muy fácil de aprender y de transmitir ya que nuestro comportamiento social evolutivo nos lleva a ejercer y recibir influencias sobre los diferentes comportamientos. Piensa en los agüeros o en los pánicos colectivos.

Este contagio emocional estudiado por varios científicos (Schachter, 1959; Cacioppo and Petty, 1987; Levy and Nail, 1993, etc.) demuestra que cuando la  gente a tu alrededor entra en pánico es enormemente probable vivir un contagio emocional.

Cuando nos domina el miedo, huimos, buscamos lo conocido o también atacamos sin ningún sustento ético. Por eso es que el miedo es usado como una herramienta política para controlar a la ciudadanía.

A lo largo de la historia se ha generado pánico colectivo con diversos elementos como enfermedades, catástrofes, rumores y uno muy utilizado, el miedo al otro, a lo desconocido para nutrir la idea del “ellos vs nosotros”.

Aunque la respuesta automática al miedo nos lleve a huir o luchar, podemos regularla identificando la emoción y realizando un  proceso cognitivo consciente donde nos preguntamos: causa, consecuencias, nivel de peligro real, entre otros.

En el pánico colectivo y en general al enfrentarnos a una situación desconocida o a las ideas de otros, los seres humanos tendemos a presentar Sesgo de Confirmación (buscar información que confirme lo que ya cree) y la tendencia al prejuicio.

Así que a hacer frente a los miedos, a analizarlos y sopesarlos para evitar su instrumentalización. O también puedes optar por las cirugías para acabar el miedo suprimiendo la respuesta bioquímica. Estas intervenciones ya se hacen 😅 pero serán tema de otro #DomingoDeCiencia.

A %d blogueros les gusta esto: