Consulta Anticorrupción: Perdió la política tradicional, ganó el cambio

0

Sin duda, el resultado muestra la ganas de cambio del país. No debemos olvidar que los cambios toman tiempo y trabajo.

El histórico resultado de la Consulta Anticorrupción supera por más de un millón de votos lo logrado por el presidente Iván Duque, así como votaciones de todos los presidentes electos en la historia del país. Cerca de 12 millones de votos obtenidos sin maquinaria, sin mermelada y sin siquiera promoción Estatal, significan de hecho un golpe a quienes han ostentado el poder e intentaron sabotear la Consulta.

Conformar un nuevo Frente Nacional con todos los de la política tradicional desde César Gaviria hasta el santismo pasando por Uribe —los mismos con las mismas como los llaman algunos— parecía funcionarle de maravilla a Duque. Ese mismo frente, que en esta ocasión hizo un intento de saboteo a la consulta, fue el encargado en el pasado de reglamentar el mecanismo popular de tal manera que sea virtualmente imposible su realización: además de las barreras en cantidades de firmas y el elevado umbral, a las consultas el Estado no les da un peso, mientras que a las campañas Presidenciales y de Congreso las financia con astronómicas sumas.

pesar de los obstáculos, durante todo el proceso la movilización social contra la corrupción ha superado de lejos los pronósticos más optimistas, aunque en las votaciones y al parecer por muy poco no alcanzará el umbral (hay que esperar el escrutinio definitivo).

Los perdedores

A pesar de que no hubo una campaña abierta por el No (que sería lo democrático), sí hubo un intento de saboteo abierto y en otros casos solapado, orientado a promover la abstención con argumentos tan irracionales como decir que la consulta era inútil o que no salir a votar iba a evitar el gasto que implica convocar las votaciones. Quienes se montaron a ese bus son los mayores perdedores:

  • Bloque político Duquista: algunos por su promoción mediocre de la consulta —que fue más bien un saboteo solapado—, y otros porque la atacaron abiertamente. Entre ellos, quedan especialmente mal y como hipócritas quienes en un mes volvieron malo algo que pregonaron como bueno (incluso comprometiéndose a hacer campaña), y quienes como el alcalde de Bogotá no cumplieron su deber de promover la participación.

  • Los grandes medios de comunicación (en especial de TV): además de no hacer una tarea juiciosa de promoción y pedagogía, no registraron la jornada electoral. Ignorar a casi 12 millones de ciudadanos debería traerles consecuencias.
  • Los corruptos del sector público y privado: esta votación fue un desafío y un gesto contundente de rechazo a sus prácticas.

Los ganadores

La jornada en la que se superó el umbral en 13 importantes departamentos del país, también dejó unos claros ganadores:

  • La movilización social nacional contra la corrupción: por primera vez una iniciativa de consulta ciudadana logra llegar a esta instancia con firmas de sobra —más de 4 millones—, para luego mover millones de votos conscientes y a punta de pura convicción.
  • Claudia, Angélica, Robledo, Mockus y Navarro, el grupo de promotores principales: superaron todas las expectativas en una campaña con las uñas, totalmente austera. Se echaron al hombro la promoción de la consulta en las calles y en espacios de pedagogía. Claudia y Angélica además con el mérito de haber diseñado el proyecto.
  • Otros dirigentes políticos y figuras como Daniel Samper, Nairo Quintana, Carlos Vives, Juanita Goebertus, Manuel Sarmiento, Mauricio Tiro, Xinia Navarro, entre otras: sus invitaciones a votar la consulta sumaron de manera importante, y demostraron que antes de ser periodista, deportista o cantante, se es ciudadano.

Sin duda, el resultado muestra la ganas de cambio del país. No debemos olvidar que los cambios toman tiempo y trabajo. Es de resaltar el valor de los cerca de 12 millones de Colombianos que no se dejaron confundir por corruptos y avivatos, y en especial, el de los voluntarios que lucharon con tanto esfuerzo haciendo pedagogía y tomándose las calles y redes sociales. Se viene un nuevo intento de tramitar las reformas en el Congreso, sólo que esta vez con el respaldo de millones de colombianos, ¿estará el parlamento a la altura de las circunstancias?

Nota: Hoy no hay que hablar de algo más de 11 millones de votos en Consulta Anticorrupción. Hay que hablar del conteo de Registraduría de algo menos de 12 millones, que aún no incluye el conteo de tarjetones depositados como era su obligación ¡Hay que vigilar el proceso, esto no ha concluido!

A %d blogueros les gusta esto: