«Día sin IVA»: Duque improvisa, Bogotá resiste y cierra almacenes, y ni buenos descuentos hay…

Están llenas las redes de imágenes de miles de colombianos acudiendo masivamente a comprar. A primera vista se ve locura e irracionalidad porque en medio de una pandemia arriesgan su vida y la de los demás por un descuento prometido, pero la propaganda del Gobierno Nacional y los grandes comerciantes hace pensar a la gente que por fin tendrá un ahorro y un alivio a años de cada vez menos poder adquisitivo a causa de las malas políticas de Duque, Santos y de ahí para atrás.

Sin embargo, «no hay descuento que valga la vida», como dice el gobierno de Bogotá que intenta contener las consecuencias de una decisión de orden nacional que aún no logramos entender.

En este sentido, se anunció que en la capital se sostiene medidas como el Pico y Cédula, y se procederá al cierre de establecimientos que no cumplan las medidas de bioseguridad, falta de control de aglomeraciones y distanciamiento en ingresos. Alkosto no sólo es tendencia en Twitter hoy, su almacén en Venecia fue el primero en ganarse una suspensión temporal y cierre.

Ya es un problema la poca penetración del comercio electrónico —y de uso de medios de pago diferentes al efectivo— en el país, y para completar con la expectativa generada los principales sitios web de comercio del país caídos, obligando a la gente a salir:

Y en medio del desastre ocasionado por el Gobierno Nacional, este no ha cumplido con la entrega de un solo ventilador para las UCI que durante la cuarentena alistó la ciudad de Bogotá. Y así, convocan masivamente a los colombianos a sitios cerrados sin buena ventilación son los de mayor riesgo de contagio. «¿Subir las ventas y bajar las vidas? ¡Qué insensatez! ¡No cuidan y sí dañan!», el fuerte reclamo alcaldesa Claudia López a Iván Duque y quienes presionaron esta nefasta decisión.

Y para no olvidar: el día sin IVA es una propuesta populista de Duque que viene de campaña, que pretende endulzar la reforma tributaria de Carrasquilla.

Y los descuentos… ni fu ni fa

No cesan desde anoche los mensajes en redes sociales de ciudadanos que denuncian que además de la insensatez de unos días de descuento, se trata más bien es de un engaño: los precios subieron y muchos bienes se sacaron del mercado.

Así nos fue dejando a la potestad de la libertad empresarial y a la «mano invisible del mercado» el tema…
A %d blogueros les gusta esto: