Días sin vida

La Presidencia de Colombia le informó a la Corte Constitucional que el pico de infecciones de COVID-19 se presentará el 25 de agosto con requerimiento de 14.577 unidades de cuidados intensivos, que podrían llegar a las 30.000 en la última semana de ese mes. La proyección a partir del pasado 27 de abril (con la flexibilización de la cuarentena) indica que al 31 de diciembre se podrían presentar 41.622 muertes, con rango de 15.115 a 55.411. A final del año, el 20% de la población desarrollará síntomas, con 3.631.683 casos y un rango entre 1.421.364 y 4.585.637. De ellos, 169.965 necesitarán cuidados intensivos, con rango entre 61.806 y 215.471.

El pronóstico es aterrador, máxime cuando se tima a los colombianos diciendo que el presidente Iván Duque maneja muy bien la pandemia —entre 188 países Colombia es 22 con más contagios y 22 con más muertes—, falso argumento utilizado para abrir la economía. El país necesita desarrollar la producción pero el plan del Gobierno está inclinado más a beneficiar a multinacionales, empresarios o comerciantes poderosos que a armonizar el derecho a la vida con la producción nacional. En este contexto se planificaron tres días sin IVA el 19 de junio, y el 3 y 19 de julio de 2020, orientados a recomponer la tasa de ganancia de esas multinacionales, hasta el punto que las ventas solo se hacen a través de tarjetas, con lo cual son multimillonarias las utilidades por comisiones de los bancos, en donde se queda en gran parte el descuento del IVA.

Mientras en el mundo se orientó que no hubiese descuentos para evitar esas aglomeraciones, en Colombia el presidente Duque lo hizo para favorecer los intereses de los grupos económicos, dueños de los almacenes de grandes superficies, que junto al sistema financiero fueron los beneficiarios del “día sin vida”

El pasado 19 de junio se realizó ese «primer día sin IVA» en pleno ascenso de la pandemia. Como era previsible, el pueblo —impulsado por las alocuciones presidenciales, la publicidad de los comerciantes, el sector financiero y los grandes medios de comunicación, ejes de los grupos económicos y potentados— salió desaforado a “rifarse la vida” tras un engaño monumental. Fueron tan grandes las aglomeraciones que la agencia Bloomberg, de las de mayor prestigio internacional, catalogó dicho día sin IVA como «El Covid Friday… que desató un “frenesí de compras” al estilo Black Friday en EEUU». Mientras en el mundo se orientó que no hubiese descuentos para evitar esas aglomeraciones, en Colombia el presidente Duque lo hizo para favorecer los intereses de los grupos económicos, dueños de los almacenes de grandes superficies, que junto al sistema financiero fueron los beneficiarios del “día sin vida”. José Andrés Romero, director de la DIAN, destacó el aporte económico que generó esta jornada: «Al final de la jornada vamos a tener más de 5,5 billones de pesos en venta en comercio. Ese dinero le llega a los comercios, empresarios». Por su parte, el presidente Duque resaltó: «tenemos resultados muy importantes desde el punto de vista económico y de reactivación laboral».

Mientras esto sucede, la pandemia se acentúa en contagios y muertes en todo el país; sin embargo, el Gobierno no responde por la adecuación de la red hospitalaria, por los ventiladores mecánicos para las unidades de cuidado intensivo ni por los test necesarios para detectar la enfermedad, hasta el punto que médicos de Barranquilla denunciaron que llegó el momento de escoger entre a quién le hacen tratamiento y a quién dejan morir. «Lo peor está por venir», advirtió el epidemiólogo Jaime Ordóñez: «lo que pasó el día sin IVA lo veremos reflejado en 15-20 días». La cuota son 41.662 muertos. Por un poco menos, Duque sacará pecho. ¡Pobres colombianos!


Nota del editor: hoy se celebrará el segundo día sin IVA, en todo el país dependemos del poco atinado presidente, pero en Bogotá la alcaldesa tomará medidas adicionales (aunque el ministerio de comercio no le autorizó que al menos con el fin de proteger la vida las ventas sin IVA fuesen solo en línea como sugirieron muchos).

A %d blogueros les gusta esto: