Con lógica confusa, Duque pide retomar inservible y peligrosa aspersión con Glifosato

Como dio a conocer la agencia Efe, el presidente Iván Duque hizo un llamado este jueves a la Corte Constitucional para que permita de nuevo hacer aspersiones aéreas con glifosato en áreas sembradas con cultivos ilícitos, a pesar de que se ha demostrado su ineficacia y sus efectos en la salud y el ambiente prenden alarmas y apuntan a que se debe usar el principio de precaución.

Ya resulta absurdo volver a una política que se comprobó ineficiente y desacertada, pero resulta más sorprendente es la justificación que el presidente utiliza en esta oportunidad: evitar que más soldados caigan en campos «que son minados por el narcotráfico».

«No podemos dejar de utilizar todas las herramientas, mucho más cuando se trata del riesgo de nuestros propios héroes (…) cuando adelantando misiones de erradicación han caído en campos minados o terminan siendo víctimas de francotiradores al servicio de los carteles de la droga», afirmó Duque.

Es decir, para evitar muertes de soldados a manos de las minas y los narcotraficantes, mejor hagamos aspersión aérea con un químico potencialmente cancerígeno que requiere fumigar muchas más hectáreas de las que se logran erradicar y dejemos a los campesinos y habitantes rurales con las minas, los narcotraficantes y los problemas de salud. Mientras tanto, los problemas de la demanda y la situación del campo colombiano no se atienden.

A %d blogueros les gusta esto: