El arriba y el abajo en los mapas. Representando el mundo que habitamos

Nuestra forma de representar el mundo ha cambiado con el tiempo, siendo los mapas una fascinante forma de entender el espacio que habitamos. Este será el tema de este #DomingoDeCiencia, iniciando con el Geoide, que representa a la Tierra a partir de las fuerzas gravitacionales y tomando como superficie teórica el nivel medio de los mares.

La humanidad lleva siglos haciendo mapas en los que resalta lo que es importante para quien detenta el poder. Así es en la  tablilla babilónica del siglo VI a.C donde Babilonia está en el centro o en el mapa de Hereford, del año 1.300 con Jerusalén en la mitad.

Mapa de Babilonia
Mapa de Hereford

Por tanto, las representaciones que asumimos como “normales” no son más que resultado de las dinámicas geopolíticas en las que estamos inmersos. Para ejemplo, China es 中国, “el país del Medio” y Corea del Norte representa el mapa “al revés” y con una única Corea.

El mapa que hoy usamos parte del trabajo realizado por el cartógrafo Gerardus Mercator en 1569 que resuelve la proyección de una esfera en un plano haciendo uso de un cilindro. Esta proyección mantiene las formas además de ser muy útil para la navegación.

El problema de la proyección de Mercator es que sobredimensiona los países que están lejos del Ecuador. Colombia, por ejemplo, es tan grande como Finlandia Suecia y Noruega juntos. En la página de thetruesize.com se puede hacer este ejercicio con todos los países .

Además de la de Mercator,  hay varias proyecciones que han intentado representar una “esfera” en una superficie plana, cada una con sus pros y contras. En el siguiente enlace puede conocer varias de ellas.

Hoy, la proyección más precisa conocida es la que fue presentada en el 2016 por el arquitecto Hajime Narukawa, conocida como AuthaGraph, que refleja fielmente las proporciones entre países y regiones, incluidos océanos y continentes

Si bien la proyección a usar ha obedecido a necesidades materiales concretas de la época, es claro que la distribución de los objetos en los mapas ha tenido un carácter geopolítico, siendo de especial atención lo que se denomina “arriba” y “abajo” en el mapa. Este video lo explica muy bien.

Estudios como el de Brian Meier, del Colegio Gettysberg (USA) han demostrado como las personas inconscientemente conectan lo bueno con arriba y el norte, afectando como vemos  diferentes áreas en una mapa. Por tanto, tal vez venga bien ponerlo al “revés” de vez en cuando

Comprender y representar el mundo que nos rodea es una necesidad en un planeta donde  la disputa por los territorios aún está a la orden del día y donde la tecnología y su apropiación permanece en pocas naciones. En Colombia esta tarea recae sobre el IGAC

Finalmente los dejo con esta interesante herramienta que muestra los límites políticos en nuestro planeta y como estos han cambiado con el tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: