Friends: The Reunion. Lo bueno y lo malo.

Hablar de Friends se siente vigente, aún 27 años después de su primera emisión. Sus creadores lo saben y por eso reúnen al elenco para grabar una secuencia llena de melancolía, sonrisas y recuerdos. Un encuentro que, a pesar de ser inútil, llega al corazón de los fanáticos, para hacernos imaginar cómo sería la relación entre los actores durante las grabaciones, y también en las subsiguientes décadas. Precisamente, lo inmediatamente anterior, retrata el éxito del especial de HBO Max.

Es un deleite extraño, vacío. No se aprende nada interesante y tampoco hay mucho en qué pensar. Sólo se disfruta de la química y el afecto del reparto.  «La Reunión de Friends» no tiene intención de innovar, es solo, tal y como anuncia, una reunión de amigos. 

Lo bueno

  1. Las imágenes detrás del escenario del elenco de Friends paseando por sus sets recreados, compartiendo pequeñas bromas privadas, fue probablemente la reunión que la mayoría de la gente quería ver. Mostró la dinámica que compartió el elenco: con Schwimmer como líder, las bromas de LeBlanc, la sensibilidad de Aniston, el sarcasmo de Perry, la ternura de Kudrow, y la astucia de Cox. También se sintió como escuchar a escondidas a un grupo de conocidos.

2. Ver a los actores alrededor de una mesa y leer los diálogos de algunas de las escenas más icónicas, fue un sueño hecho realidad. Especialmente la escena en la que Phoebe descubre a Monica y Chandler.

3. La confesión de Jennifer Aniston y David Schwimmer:

4. Los comentarios de Matt LeBlanc y su aparición en la pasarela, vuelven a obsequiarnos la esencia de Joey.

5. El dúo de «Smelly Cat» entre Kudrow y Lady Gaga parece acertar. Particularmente por lo que menciona Gaga al finalizar la canción. Realmente conmovedor.

6. Si algo se aprecia de un fenómeno melancólico es que sepa apreciar sus límites. La reunión tiene el mismo tono y la misma ternura simple de las tardes en el Central Perk en medio de chistes sin mayor gracia.

Lo malo

1.El segmento en el que Kit Harington y David Beckham cuentan que se identifican con el personaje de Monica, y después aparece Malala siendo descrita por su mejor amiga como «100% Joey con un toque de Phoebe», mientras al mismo tiempo da la impresión de que en realidad no le gusta mucho la serie, no funcionó. La idea de mostrar a un artista, un deportista y a un Nóbel de Paz, reconociéndose con Friends, pudo ser interesante, pero la verdad es que no aportó nada.

2. En cuanto al desfile, la única invitada que merece hacer presencia es Cindy Crawford. La inclusión de Justin Bieber es casi tan imperdonable como que la icónica cabeza de pavo no apareciera en escena.

3. Considero decepcionante que la producción no aprovechara la oportunidad para hablar sobre el legado y la importancia cultural de Friends. Partiendo desde los brillantes libretos de Kauffman y Crane, y terminando en la asignación salarial de los protagonistas de la serie, que corresponde a  $ 1 millón por episodio, en las últimas dos temporadas.

Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: