La confesión de Carrasquilla: columna de José Roberto Acosta sobre respuesta del ministro a sospechas

0

A las sospechas que la columna de Coronell, La murga de Panamá, y los adelantos del debate que se prepara en el Congreso por parte del bancada del Polo, se le suma que la respuesta del ministro de hacienda, como señala Acosta en su reciente columna, termina siendo una confesión

A las sospechas que la columna de Coronell, La murga de Panamá, y los adelantos del debate que se prepara en el Congreso por parte del bancada del Polo, se le suma que la respuesta del ministro de hacienda, como señala Acosta en su reciente columna, termina siendo una confesión de su lucro personal a costa de los municipios necesitados de agua en el país. A continuación, reproducimos la columna.

La confesión de Carrasquilla

Por José Roberto Acosta @jrobertoacosta1, El Espectador

Carrasquilla confesó, en su respuesta a los hechos denunciados por Daniel Coronell, que “Navemby Investments Group Inc. fue constituida el 1° de noviembre de 2007, con el propósito de que fuera una sociedad holding y que sirviera de cuenta puente para desarrollar los negocios de infraestructura en Colombia”, apenas nueve meses después de anunciar su retiro del Ministerio de Hacienda y violando el régimen de impedimentos que lo cobijaba como funcionario público.

Confesó que Navemby se constituyó en Panamá, pues “los inversionistas estadounidenses transferían los recursos a esa sociedad para que luego esta los girara a Konfigura Capital Ltda.”, en Colombia. Un trámite no solo innecesario sino sospechoso para los capitales extranjeros en todo el negocio de los bonos de agua.

Él justifica la sospechosa escala de viaje en Panamá para esos dineros como “respuesta a la prohibición establecida en la regulación colombiana en materia cambiaria de mantener cuentas en dólares”, ocultando que los mas de US$30.000 millones que inversionistas extranjeros tienen actualmente reposando en activos negociables en la Bolsa de Valores de Colombia no han necesitado pasar necesariamente por Panamá para monetizarse en pesos, y que todos los días entran y salen sin cruzar por esa tierra de elusión y evasión tributaria.

Siendo Carrasquilla ministro se inició el trámite del Acto Legislativo 4 de 2007, que metió la tajada de Acueducto y Alcantarillado en la Constitución y que su sucesor y copartidario reglamentó a la medida de su posterior negocio de bonos con la Ley 1176 de 2007, haciéndole trampa a la Ley 358 de 1997, que aún pone límites para que los alcaldes municipales no empeñen irresponsablemente el presupuesto de futuras generaciones.

Carrasquilla fue el autor intelectual de este entramado financiero que cobró un interés del 11 % más inflación, suscrito en el escritorio de una fiduciaria sin puja del mercado, con un contrato de adhesión y sin la debida asesoría a los alcaldes que exige la Superintendencia Financiera. Un 11 % calificado como alto por la propia directora de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda, el 26 de junio de 2013 y por los registros del mercado bursátil primario y secundario.

Probado el sesgo de Carrasquilla hacia el lucro personal en detrimento de la estabilidad fiscal de los municipios, ¿como puede ser nuevamente ministro de Hacienda?

A %d blogueros les gusta esto: