La inconveniente peatonalización de la zona G

0

¿Invertir más del 60% del presupuesto de malla vial de una localidad en solo dos calles?

¿Invertir más del 60% del presupuesto de malla vial de una localidad en solo dos calles? Quien tenga alguna noción sobre gerencia pública lo hallará anti técnico, quien respete el estado social de derecho lo valorará antidemocrático y quien tenga un poco de suspicacia de la politiquería tradicional colombiana le parecerá al menos sospechoso. Ese es, en resumen, la propuesta de peatonalización de la zona G de la alcaldía local de Chapinero.

195d07_29c133a97aa543089661ca645de2d3ff

El aspecto principal de esta discusión tiene que ver con el uso del suelo, pues la peatonalización agravaría problemáticas que vienen padeciendo los vecinos del sector como la proliferación de bares: entiéndase establecimientos con fachada de restaurante que después de las 10 pm se convierten en rumbeaderos hasta las 3 am, infringiendo con esto la regulación vigente que establece para el sector uso del suelo exclusivamente residencial, gastronómico y de comercio de bajo impacto (p. ej. una tienda de barrio).

Con la proliferación de los bares se multiplican las quejas de los vecinos por el control del ruido, inseguridad en la zona, micro tráfico, obstrucción de calles y andenes, manejo de basuras y ocupación indebida del espacio público. Quejas que se han hecho más frecuentes y han alertado a la comunidad que reclama justamente que no quieren ver su barrio convertido en otra Zona T.
Aunque estas irregularidades han sido debidamente denunciadas por los vecinos en reiteradas ocasiones, los cierres de los establecimientos infractores no se han hecho efectivos o se emiten resoluciones con sospechosos vacíos. La negligencia en los procesos raya con la complicidad como lo demuestra la denuncia del intendente de la policía en este video (http://goo.gl/ctG9c6) que explica como 6 funcionarios de la secretaría de gobierno interfirieron en el cierre que procedía hacer sobre uno de los establecimientos más conflictivos de la zona por sus abusos frente al uso del suelo y el ruido.

24 (1)

Pero además el proyecto es todo menos una “intervención integral” como ha intentado asegurar el alcalde local, pues la propuesta se limita a la calle y media objeto de intervención y no contempla medidas o acciones para el impacto que sufrirán el resto de las cuadras aledañas. Especialistas en urbanismo y movilidad como Eduardo Behrentz han señalado que “en las intervenciones para peatonalizar el 5% del presupuesto se destina a las calles y el 95% restante al entorno que acompaña a esa calle”.

Los estudios de movilidad señalan además que las calles propuestas para la peatonalización están lejos de otras calles cercanas que registran mayor afluencia de peatones y que en caso tal si podrían justificar una intervención de ese tipo. El proyecto tampoco cuenta con estudios actualizados de movilidad que, por ejemplo, tengan en cuenta elementos nuevos como el carril preferencial de la séptima y el acceso a la zona.

Tan malo como el fondo del proyecto, es su procedimiento mismo. La propuesta de peatonalización carece de legitimidad y respaldo de los vecinos del sector, como se lo hicieron saber en el comunicado que han repartido por la zona (http://goo.gl/EObaFp). El único argumento de participación ciudadana expuesto por el alcalde local, Mauricio Jaramillo, es un cabildo para priorizar de vías hace dos años donde se definió la peatonalización como prioritaria. Sospechosamente el escenario contó con menos de una docena de participantes, varios de ellos estrechamente relacionados con establecimientos de la zona.

En las intervenciones para peatonalizar el 5% del presupuesto se destina a las calles y el 95% restante al entorno que acompaña a esa calle

zona-G-peatonalizar1

La localidad en general tiene serios problemas en el estado de su malla vial, el IDU por ejemplo, diagnosticó 1233 calles a intervenir con mayor prioridad, la ejecución del presupuesto en este aspecto está lejos de ser aceptable y ante los cuestionamientos por la desproporcionada y concentrada inversión el alcalde local sugiere que -la tal peatonalización, no existe-, que invertirá más de 3600 millones en adecuación, cámaras y bolardos eléctricos para “cierres temporales cuando la comunidad lo decida”. ¡Una burla!

Por fortuna, esta discusión ha contando con una asociación de vecinos cada vez más unidos y organizados […] hoy tienen al Alcalde local en el ojo del huracán

No se trata entonces de una oposición a la figura de la peatonalización en general, sino un debate por el uso asertivo, democrático y pertinente de los recursos públicos, que no pueden ser usados para beneficiar a unos pocos contra el interés mayoritario de una comunidad.
Por fortuna, esta discusión ha contando con una asociación de vecinos cada vez más unidos y organizados. Con rigurosidad han estudiado cada detalle de la problemática, han salido al paso con las denuncias respectivas que hoy tienen al Alcalde local en el ojo del huracán, han generado propuestas y se han movilizado cívicamente para reivindicar sus derechos con el valioso liderazgo de sus voceros, todo un ejemplo de resistencia cívica.

Coletilla

Resulta inexplicable que el alcalde Jaramillo se ausente sin justificación a una audiencia pública citada por la Personería para discutir con la comunidad el asunto de la peatonalización. Sea la oportunidad también para exhortar al Alcaldía mayor a pronunciarse públicamente sobre este proyecto, al fin al cabo el alcalde local es funcionario suyo.
[socialpug_author_box]

A %d blogueros les gusta esto: