La aterradora y triste historia que está por comenzar en Colombia

Un grupo de médicos colombianos escribió una carta a la opinión pública y a las instituciones más importantes del país para advertir sobre la grave situación que les espera a ellos y demás trabajadores de la salud debido a la crisis que va a generar el coronavirus.

Para ellos, la aterradora y triste noche está por comenzar por cuenta de la pandemia mortal del Covid-19, ya que aún no se logra entender que representa la mayor amenaza que hasta ahora ha tenido la humanidad. 

Por esa razón advirtieron las siguientes falencias que tiene el sistema de salud para enfrentar esta situación en el país.

En primera medida, exhibieron la falta de recursos hospitalarios, de infraestructura adecuada y personal capacitado para atender la crisis. 

«Nosotros no queremos repetir la triste historia de otros países, en donde se ve no sólo cómo mueren los pacientes, sino también el personal de salud que los atiende, pues tenemos no solo miedo, temor, terror, angustia de saber, que vamos a una batalla a luchar sin la más mínima protección», manifiestan en la carta. 

Además, pidieron y exigieron el respeto a su derecho constitucional a la vida, la dignidad, integridad física y el respeto a su labor profesional, con la retribución que ello merece. 

«Hoy nos enfrentamos a tan grave crisis, ni siquiera se ha dado la más mínima protección de bioseguridad al personal de salud», señalan, porque las instituciones están dando lo que les sirve económicamente y no lo que el rigor científico exige. Y añaden: «Es como mandar al ejército, sin armas al combate (…) ¿Quién los atenderá entonces? Ustedes como sociedad tienen también responsabilidad con nosotros, de nuestra salud física y mental», advierten. 

“Es hora de levantarnos y unirnos, basta de rogar”. 

Los médicos, que son personas y no héroes sobrenaturales, piden por último condiciones laborales dignas, ya que años de “pisoteada dignidad” por un sistema corrupto repercuten negativamente en la atención de los pacientes, algo a todas luces sensato: cubrir pagos atrasados y garantizar futuros, contratación digna y estable con pagos a seguridad social, y seguros de vida.

Finalizan la misiva con un recordatorio para todas los ciudadanos: «Por último y no menos importante, no se olviden que son los médicos, al primer ser que se ven cuando nacen y en la gran mayoría de los casos el último que los acompaña a la hora de partir».

Nota: la carta fue enviada entre otras a congresistas, el documento acá enlazado fue obtenido del twitter de uno de los Senadores que la recibió.

A %d blogueros les gusta esto: