La última columna el año de Daniel Coronell: La BBC de Duque

Con Duque nunca habrá tal cosa como la BBC de Londres. La Radiotelevisión Nacional de Colombia, que se presenta orgullosamente como un sistema de medios públicos, se ha ido convirtiendo en una cueva de censura a los periodistas y de propaganda a favor del gobierno.

A continuación reproducimos la última columna de Daniel Coronell para que todos los colombianos puedan consultarla, y la entrevista a Santiago Rivas sobre la Ley TIC que pretenden empeorar aún más esta situación.

La BBC de Duque

Por Daniel Coronell @DCoronell, Revista Semana

22 de diciembre de 2018

El código de ética de la BBC establece que la integridad editorial y la independencia son los principios esenciales de su periodismo. Evidentemente es distinto el camino que está tomando RTVC

La Radio Televisión Nacional de Colombia, RTVC, que se presenta orgullosamente como un sistema de medios públicos, se ha ido convirtiendo en una cueva de censura a los periodistas y de propaganda a favor del gobierno. Lo curioso es que el presidente Iván Duque, cuando era candidato, se comprometió en ese mismo medio –y ante los reporteros a los que su gobierno recientemente les prohibió preguntar–a proteger la independencia de los medios del Estado.

Sucedió cuando faltaban pocos días para la segunda vuelta.

El video, que se puede encontrar completo en YouTube, muestra a Duque en la mesa de transmisión del programa matutino de la Radio Nacional. En la cabecera está el director Darío Fernando Patiño; Iván Duque aparece sentado a su derecha. También están en la mesa de trabajo los hoy censurados periodistas Carlos Chica y Andrea Olano. De pie están Juan Pablo Bieri, por aquellos días jefe de prensa de la campaña, y Carlos Cortés, otro miembro del equipo de comunicaciones de Duque.

Puede leer: Los pedacitos que faltan

Juan Pablo Bieri, a quien el video muestra caminando dentro de la cabina, fue nombrado por Duque como gerente de RTVC. De esa gerencia vinieron las órdenes para prohibirles a Carlos Chica y a Andrea Olano hacerle preguntas al ahora jefe de estado en una entrevista de balance de los primeros cien días de gobierno.

Tal como lo reveló Juan Pablo Calvás en su columna de El Tiempo y lo confirmaron Chica y Olano, los reporteros habituales fueron reemplazados por dos comentaristas de derecha que se encargaron de hacerle preguntas suaves y gratas al presidente Duque.

El código de ética de la BBC establece que la integridad editorial y la independencia son los principios esenciales de su periodismo. Evidentemente es distinto el camino que está tomando RTVC
El gerente Juan Pablo Bieri me aseguró: “No recibí instrucciones de nadie sobre el contenido de la entrevista de los 100 días del presidente y tampoco sobre quienes debían participar en ella”.

Lo cierto es que mientras el programa estaba al aire, la productora recibía por teléfono instrucciones “de la gerencia”, más exactamente de un asesor de Bieri llamado Juan Pablo Rozo, quien a control remoto dirigía los temas y tiempos del reportaje arreglado.

Le recomendamos: La mina de plata

Increíblemente en la antigua y real entrevista efectuada durante la campaña, Iván Duque presumía de que no le gustaba jugar con dados cargados y se sometía a cualquier pregunta: “Me preguntan hasta si me pinto el pelo y me da hasta risa. Yo digo no. Yo no uso Tío Nacho ni nada de eso. Pero a mí me preguntan lo que quieran, y yo voy a las universidades y les digo a los muchachos, pregunten lo que quieran. Yo ni pido preguntas previas y me someto a cualquier interrogatorio… llamémoslo un interrogatorio… cualquier interrogante del periodista y el ciudadano”.

Duque le reconoció al director Darío Fernando Patiño, que la Radio Nacional había actuado con independencia frente al gobierno de entonces: “Porque mire, usted es el director de un medio público, usted no hace preguntas con ningún sesgo de gobierno frente a mí que he sido candidato de la oposición. Al contrario, usted hace unas preguntas con toda independencia. Entonces se puede garantizar la independencia periodística y la calidad del producto para el oyente o el televidente”.

Le sugerimos: El ministro, la esposa, el cuñado…

Espontáneamente, el entonces candidato Duque citó el ejemplo de la BBC de Londres: “Uno de los grandes patrimonios que tiene Inglaterra es la BBC. Yo me sueño ver ese RTVC, en un gobierno nuestro, fortalecido, no como un ente al servicio de la divulgación estatal, sino al servicio de la mejor calidad de contenidos para el ciudadano”.

El código de ética de la BBC establece que la integridad editorial y la independencia son los principios esenciales de su periodismo: “Nuestra audiencia puede tener la seguridad de que nuestras decisiones no se verán influidas por presiones políticas o comerciales, ni por ningún interés personal”.

Evidentemente, es distinto el camino que está recorriendo RTVC.

P.D.: Esta columna vuelve en enero.

¿Con qué se come el sancocho de la llamada ley TIC? Santiago Rivas en La Terraza de El Chapín

Para que el ciudadano de a pie, entienda el fondo detrás de los titulares, lo que significa e implica para la televisión pública y nacional la llamada Ley TIC. Hablamos de TV pública, censura, soberanía, interés público, espectro electromagnético, etc. Invitamos a Santiago Rivas, presentador de Los Puros Criollos, escritor, y más, para entender de qué se trata este sancocho. presenta Malú Bode

A %d blogueros les gusta esto: