Los buses de TransMilenio reunen a detractores y partidarios de Peñalosa en su contra

0

Peñalosa profundiza el modelo TransMilenio -más desprestigiado que el servicio de taxis en la ciudad- y le asegura a Bogota más años de diesel cancerígeno

La Procuraduría General de la Nación envió una carta a la gerencia de Transmilenio cuestionando por qué en la licitación para la renovación de las flotas de las fases I y II -con hasta casi 18 años de antiguedad gracias a las prórrogas de la la anterior y actual administración- se permite se adquieran buses que ya no pueden ser vendidos en la Unión Europea.

La carta, dirigida a María Consuelo Araujo quien pasara de manejar la cartera de Cultura de Uribe a gerenciar TransMilenio -curiosa carrera-, señala además que no se encuentra el sustento para que Transmilenio seleccionara los requisitos que deben cumplir los buses y que no se aplicaron los estándares mundiales exigidos para la protección del medio ambiente, como los que reúnen las normas como la Euro VI.

Curiosamente el primero en saltar contra la administración fue el concejal Jorge Torres, quien señalo a la administración de no hacer los ajustes necesarios luego de los “reclamos, alertas y voces del Concejo de Bogotá respaldadas por expertos técnicos y ambientalistas”. “Tenemos la capacidad para dar el salto a mejores tecnologías y por la calidad del aire y la salud de los bogotanos, es necesario hacerlo” concluyó.

Manuel Sarmiento ya había señalado cómo la licitación está diseñada para beneficiar a las empresas Volvo y Scania. El concejal hizo énfasis en que el modelo de dos rentabilidades -que introduce esta licitación y significa un nuevo rentista que gana sólo por ser dueño de los buses- encarecerá la tarifa técnica que se le paga a los privados, lo que además se vuelve un obstáculo para la implementación de tecnologías limpias. “Invito a la ciudadanía a exigir el desmonte del ‘Modelo Transmilenio’, para tener la posibilidad de un operador público, a la vez dueño de la flota, y que lo público deje de ser sujeto de lucro privado excesivo. En particular, invito a hacerlo con la misma vehemencia correcta que ha caracterizado los llamados por tecnologías más limpias en los articulados”.

Sarmiento había pedido que el piso mínimo en materia de tecnologías fuera Euro VI y no Euro V, teniendo en cuenta además que el combustible requerido para esta tecnología europea del 2011 ya es producido por Reficar; que el puntaje para las tecnologías debe ser progresivo en relación a las emisiones contaminantes; y que se ajustara el puntaje de tecnologías limpias en relación a la oferta económica.

Juan Carlos Flórez, por su lado, encontró un listado de micos que parecen orangutanes en la licitación definitiva, entre ellos un aumento injustificado del costo en un 118% -sin mejora tecnológica-, la inexistente mejora del servicio y las clasificación y consecuente premiación en puntos de los obsoletos motores Euro V como tecnología limpia.

Cabe recordar que los resultantes de la combustión del diesel son un cancerígeno tan peligroso como el asbesto, y que además generan afecciones cardiacas graves (ver más).

Peñalosa con su licitación que bien tarde llega, pretende condenarnos al diesel y empeorar el modelo TransMilenio que ya fracasó (se explica acá ) y cuyo servicio está más despretigiado que cualquier otro en la ciudad.

A %d blogueros les gusta esto: