Más de 500 familias perderán sus trabajos en CORABASTOS

Desde el 14 de enero, la administración de Corabastos tomó la decisión de impedir el ingreso de cilindros de gas a los vendedores ambulantes formalizados dentro de la central, quienes pagan cuota de administración y servicios públicos. Estos vendedores preparan productos alimenticios y ejercen desde hace 40 años esta actividad lícita. Esta medida, según informan los afectados, fue tomada de forma arbitraria y sin ningún tipo de justificación y ha estado acompañada de distintas «amenazas», como por  ejemplo la no renovación del carné mediante el cual se les identifican.

El Chapín conoció distintos testimonios que aseguran que los cilindros de gas que se distribuyen en la central cumplen con todos los requisitos de seguridad y normas internacionales, asunto que representantes de la empresa UNIGAS certificaron a las personas afectadas. Estás versiones de la empresa y de los vendedores informales, contrastan con las afirmaciones de la administración de Corabastos quienes aseguran que estos artefactos representan un peligro para los usuarios. Sin embargo, lo que causa indignación en la ciudadanía es que son aproximadamente 500 familias que dependen de la comercialización de estos productos y que con la decisión de la administración de Corabastos se acabarían estos empleos directos sin presentar ningún tipo de justificación sería o alternativa alguna.

Por tal motivo, este lunes 21 de enero a las 7:00am, los comerciantes afectados saldrán a protestar de manera pacífica para reivindicar su derecho constitucional al trabajo, el cual se vería vulnerado por las decisiones tomadas.

A %d blogueros les gusta esto: