¿Por qué es importante para Suba que Duque subsidie la nómina de las MiPymes?

La filial Bogotá-Cundinamarca de la organización ACOPI —que agremia a las micro, pequeñas y medianas empresas— ha solicitado al presidente Iván Duque que mientras dure la emergencia sanitaria subsidie la nómina de estas empresas, es decir, que pague con dinero público los salarios de sus trabajadores. 

Según ACOPI, las MIPYMES generan el 85% del empleo formal a nivel nacional y subsidiar sus nóminas evitaría su quiebra y garantizaría que sus trabajadores continúen recibiendo ingresos. 

Las alertas se prendieron luego de que fueran publicados los resultados de las encuestas realizadas por esta organización de empresarios en Bogotá y Cundinamarca, pues señalaron que al día de hoy el 29% de las MIPYMES ya no tiene flujo de caja y que al 24% les queda para apenas una semana. 

Esta propuesta es de importancia fundamental para Suba, la localidad de mayor dinámica empresarial de Bogotá. De las 880 mil empresas activas registradas en la capital para febrero de este año, 108 mil son de Suba. Es decir, en Suba se asienta el 12% de las empresas activas de la ciudad, siendo la localidad con el mayor número de estas. Así mismo, suele ser la localidad de mayor inscripción de nuevas empresas en los boletines periódicos del Registro Mercantil. Prueba de ello es que de las 5 mil empresas creadas en enero de este año, 661 tienen sede en la localidad1. Además, de los casi 574 mil establecimientos de comercio activos registrados en Bogotá para 2019, casi 58 mil (10%) se encontraban en Suba, siendo la segunda localidad en número de establecimientos de comercio, sólo detrás de Kennedy2.

El subsidio de nóminas a MIPYMES se hace indispensable al saber que de las 108 mil empresas activas de Suba menos del 1% (153) son grandes, el 98% son  micro (105.000), el 2% son pequeñas (1.893) y menos del 1% son medianas (376).  Así pues, la exigencia hecha por ACOPI al Gobierno Nacional representa los intereses de la gran mayoría del sector empresarial radicado en Suba.

La distribución según actividad económica de todas las empresas de la localidad es: 28% comercio, 12% científicas y técnicas, 9% industria, 8% construcción, 7% alojamiento, 5% servicios administrativos, 4% comunicaciones, 3% inmobiliario y empresariales, 3% transporte, 2% financiero, 2% artes y recreación, 2% educación, entre otras3. Todas son actividades económicas que se han visto afectadas por el Aislamiento Obligatorio y que no prevén una vuelta a la normalidad en el corto plazo. Ni siquiera en el sector manufacturero o construcción, de poca relevancia en la localidad, donde la reactivación decretada recientemente se demoraría semanas y de todas formas no podría ser una reactivación que haga uso de la totalidad de la capacidad instalada de las empresas por las restricciones sanitarias.

Según las estadísticas más recientes, de la población en edad de trabajar de Suba apenas el 59% se encuentra efectivamente ocupada, aspecto que se agrava por la gran brecha de género y generacional: mientras el 71% de los hombres están ocupados, apenas el 56% de las mujeres lo están y mientras el 87% de las personas entre 29 y 45 años están ocupadas, apenas el 44% de los jóvene —entre 14 y 28 años— lo están. Además, esta ocupación depende en gran medida de la suerte del sector empresarial, pues de la totalidad de los empleos en la localidad el 64% depende de contratación por empresas particulares4.

Los empresarios y trabajadores de Suba requieren con urgencia que el Gobierno Nacional acoja la propuesta del subsidio a la nómina de ACOPI. Esto salvaría a muchas de las micro, pequeñas y medianas empresas de la localidad, que hoy están al borde de la quiebra. También se garantizarían miles de empleos que ofrece la localidad y así que los trabajadores continúen percibiendo ingresos para afrontar el Aislamiento Obligatorio. De lo contrario, se generaría una disminución en la ocupación de la localidad, siendo las mujeres y los jóvenes la población más afectada por las brechas existentes.

Mientras ACOPI, la academia y reconocidos líderes sociales han exigido al Gobierno Nacional el subsidio de la nómina de las MIPYMES, Duque ha hecho caso omiso. Ha preferido decretar numerosas medidas para beneficiar al Capital Financiero y Extranjero, como la denunciada recientemente por el Senador Jorge Robledo, a través de la que se le regaló 500 mil millones de pesos a los bancos por una operación financiera que pudo realizar sin costo nuestro Banco de la República5.

Así pues, que Duque acceda a subsidiar la nómina de las MIPYMES dependerá de la presión de la sociedad colombiana, a la que los trabajadores y empresarios de la localidad de Suba están llamados a sumarse.

Referencias

  1. Boletín de Emprendimiento No. 63 del Observatorio de Desarrollo Económico de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, 30 de marzo de 2020.
  2. Boletín Estadístico Dinámica Empresarial de Bogotá D.C. con base en datos a diciembre de 2019 de la Secretaría Distrital de Planeación.
  3. Informe Estadístico “Número de matrículas activas de Empresas para Bogotá, por Localidad y UPZ”, a corte febrero 29 de 2020, de la Secretaría Distrital de Planeación. 
  4. Informe Estadístico Localidad de Suba del Observatorio de Desarrollo Económico, con base en la Encuesta Multipropósito de 2017.
  5. Denuncia en Rueda de Prensa del 21 de abril de 2020, se puede revisar en: https://www.youtube.com/watch?v=cWChnOZorHU
A %d blogueros les gusta esto: