Movimiento 27 de marzo – Los Artistas Indignados

Enfrentados a las lesivas políticas culturales del Gobierno Nacional, del Ministerio de Cultura y de las Administraciones Distritales, Regionales y Locales, los artistas de todo el país sentamos nuestra protesta y rechazamos el manejo que se le da al arte y la cultura nacionales.

El presupuesto del Ministerio de Cultura continúa disminuyendo. El año pasado significaba un 0.19% del presupuesto y nacional y este año solo un 0.16% ($342.000 millones de pesos). Para inversión se destinarán escasamente $137.000 millones (menos 22%). Esto contra la recomendación de la UNESCO, de la cual es miembro Colombia, de que el presupuesto cultural sea de al menos un 2%.

El Programa Nacional de Estímulos sufre constantes recortes (cerca de 750 millones este año). Los pírricos estímulos cubren un porcentaje mínimo de artistas, los pone a competir entre sí y su adjudicación es por decir lo menos, poco clara. Estos se deben aumentar, pero una política cultural se debe basar en programas permanentes de educación artística desde la infancia y de apoyo constante al trabajo de los artistas y su difusión.

Con los Tratados de Libre Comercio muchos de los escasos recursos que deberían ayudar a los artistas colombianos, son desviados para subvencionar a los grandes empresarios del entretenimiento internacionales. Es el caso con la Ley de Espectáculos, donde se le reducen los impuestos de renta al 8% y a veces hasta el 0% a los extranjeros, mientras los nacionales pagan el 33%. Con los estímulos para la cinematografía pasa algo similar.

La regresiva reforma tributaria y el decreto 092 de 2017 ponen en riesgo nuestro trabajo con sus alzas y con la reglamentación dada a las organizaciones sin ánimo de lucro (a las cuales pertenecen la gran mayoría de grupos artísticos), que nos equipara con los evasores fiscales. A todos se nos exigirá convertirnos en compañías obligadas a dar réditos inmediatos so pena de desaparecer, siguiendo el modelo propuesto de la “Economía Naranja”, donde solo sobrevivirán las grandes empresas del entretenimiento.

Las facultades de arte del país están cayéndose, como es el caso de la Universidades Nacional y Distrital en Bogotá. La deuda del Estado con las universidades públicas ronda los 16 billones de pesos y el déficit presupuestal asciende a unos $800.000 millones.

A toda esta catástrofe cultural se suma el tratamiento indigno que se le da a los artistas. Estos no son considerados trabajadores, se los asume solo por contrato y no se les incluye tan siquiera en las obligaciones planteadas por la constitución donde se establece que todos los colombianos tienen derecho a la Seguridad Social y a una pensión.

Los artistas manifestamos nuestra indignación y el más enérgico rechazo a todas estas lesivas políticas del gobierno y llamamos a todos los colombianos en la defensa de la cultura colombiana, de nuestra identidad y nuestra dignidad.

MOVIMIENTO 27 DE MARZO ; UNIDAD NACIONAL DE ARTISTAS – UNA

¡¡ SOMOS ARTISTAS, NO LIMOSNEROS !!

¡¡ EN DEFENSA DE LA CULTURA NACIONAL Y EL TRABAJO DE LOS ARTISTAS !!

¡¡ LA CULTURA Y EL ARTE SON BASE DE NUESTRA IDENTIDAD !!

27 de marzo
Plaza de Bolívar
10:00 a.m.

[socialpug_author_box]

A %d blogueros les gusta esto: