PARASITE: La importancia de los detalles.

 Hay que verla | Aguanta | Tal vez en TV | Ni de vainas

Desde hoy está disponible para ver en Netflix.

Esta joya del cine surcoreano causa perenne curiosidad, porque cada vez que se fija la atención hacia los detalles,  se descubre la maestría de su ejecución.  Es muy común reducir el concepto de diseño de producción a la simple decoración que ambienta la historia, realmente se trata de un elemento crucial en la construcción profunda del relato, ejemplo perfecto es la ganadora del Oscar de Bong Joon-ho, la información visual que transmite cada espacio y el cotejo generado entre ambos hábitats (el de cada una de las familias) toma vital importancia, tanto así, que las locaciones de Parasite demandan una labor rigurosa de parte de la dirección de fotografía, me refiero a la meticulosidad en la constitución de los planos, algo necesario en escenas donde participan varios personajes y decisiones técnicas como la ubicación de los actores, encuadres y movimientos de cámara fundamentales. La manera en que este tipo de decisiones varía según el lugar en el que transcurren las escenas, dinamizando las diferencias entre las dos casas, ya sea con imágenes saturadas o con otras más espaciosas, además de la iluminación que concede en cada cuadro.

Tomado de EF NEON

La exactitud otorgada en la fotografía es extensiva al desarrollo de la narrativa, con un importante apoyo del montaje cinematográfico el director construye una obra donde la ubicación de cada pieza es esencial. De hecho, como han expresado varios críticos, yo también veo una influencia de Alfred Hitchcok en su estilo, en cuanto a la destreza para manejar el lenguaje audiovisual a través de elementos tales como la motivación, información, sonido, composición, ángulo de cámara y a la continuidad para transmitir todo ese conglomerado de emociones encontradas en donde la trama pretende que nos quedemos.

Ahora bien, el guión imprime atributos propios del drama satírico, poniéndonos de presente problemáticas de orden social: la pobreza, la brecha de clases y el cambio climático; mediante líneas reflexivas con tintes de humor negro, que nos siguen manteniendo inmersos en ese conglomerado de emociones encontradas. La manera en que articula una historia dentro de otra dejando la sensación de que los personajes existen en tres dimensiones (la de cada una de las familias y la de la ama de llaves y su esposo) singulares resulta coherente con la perspectiva presentada por el Director, precisando en lo que ocupa al alocado desenlace de la película, puesto que juega con alteraciones fácticas y nos vende justificaciones a las excentricidades. La suma de todos esos detalles, nos presenta una obra cargada de magnetismo que funciona a la perfección.

Tráiler Oficial
A %d blogueros les gusta esto: