La clave de la información local

Partido Liberal tuvo su consulta, ¿y 84% de bogotanos que NO queremos a Peñalosa qué?

0

Los 40 mil millones de pesos dispuestos para la fracasada consulta sólo demostraron la decadencia del Partido Liberal, ¿por qué no además disponer dinero para consultas aún más importantes, como las revocatorias?

Este domingo se vivió la fiesta de la democracia en Colombia. La fiesta de una subcultura en extinción, la del partido Liberal, que sólo logró convocar al 2% de los colombianos habilitados para votar.

Nada queda, por fortuna, del partido que en 1990 logró convocar al 39% de los colombianos, y que desde entonces engendró la política que hoy asfixia a Colombia y que es reproducida y profundizada por sus partidos herederos. Ni el lavado de imagen con Mockus sirvió.

¡Bienvenido el futuro!, un futuro libre de los mismos de siempre disfrazados de contrarios o alternativos. Vale recordar que Humberto de La Calle, “ganador” de la consulta, fue Registrador Nacional de Betancur, Ministro de Gobierno de Gaviria, Vicepresidente de Samper, Ministro del Interior de Pastrana, Embajador Ante la OEA y asesor jurídico para la reelección de Uribe, y Jefe del Equipo Negociador de Santos. En resumen, De La Calle está íntimamente relacionado con este nuevo Frente Nacional que sufre el país.

En Bogotá, fueron sólo 91.165 votos válidos, equivalentes al 1.6% del censo electoral. Curiosa, y sospechosamente, para nuestras instituciones electorales, vale más esta pírrica consulta que el cerca de 1 millón de firmas recogidas para la Revocatoria de Enrique Peñalosa.

No puede ser que Peñalosa pretenda violentar la Constitución con una marrullería leguleya amparado en las mayorías, del Centro Democrático y la Unidad Nacional, que componen el CNE. Y como si fuera poco también incurriendo en actos que rayan con la ilegalidad.

¡Es la Democracia! Hoy reitero el llamado al Concejo Nacional Electoral -CNE: ¡Qué la ciudadanía decida!

Los 40 mil millones de pesos dispuestos para la fracasada consulta sólo demostraron la decadencia del Partido Liberal, ¿por qué no además disponer dinero para consultas aún más importantes, como las revocatorias? El conejo a la Revocatoria deja a Bogotá expuesta a una basta serie de daños irreparables. ¡Es la Democracia! Hoy reitero el llamado al Concejo Nacional Electoral -CNE: ¡Qué la ciudadanía decida!

Los habitantes del sur, sin transporte público y sofocados por el Relleno Doña Juana; y los del norte, condenados a perder su reserva y la Avenida Séptima entre cemento y troncales de TransMilenio, queremos poder decidir. Por nuestros cerros amenazados por un “sendero” de cemento, contra el primer metro del mundo que alimente buses, por que se entienda la función ecológica de los humedales y no se conviertan en piscinas y botaderos, contra el marchitamiento de la ETB y la idea de venderla, para salvar la industria enterrada, contra el detrimento de la salud pública, por la seguridad ciudadana, y contra la persecución del rebusque, esa respuesta de los bogotanos a la falta de empleo digno.