Congreso duquista intenta ganar puntos con populismo punitivo: aprobaba Cadena perpetua a violadores de menores

El Congreso de la República de Colombia aprobó la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores de edad en Colombia. Lejos de ser un triunfo para la sociedad Colombiana lo que muestran los análisis jurídicos y la visión científica sobre el asunto es que las mayorías de este Congreso legislan para la tribuna de aplausos. Desconocen no solo la ciencia sino la constitución política que consagra derechos y libertades ciudadanas — la cadena perpetua contraria al orden constitucional sobre derechos fundamentales— y engañan al vender algo inviable y poco efectivo como solución mientras violadores y asesinos no son si quiera investigados y menos atrapados en la mayoría de los casos —94% es la impunidad—. ¿Será la verdadera intensión de ley subirle la popularidad al presidente Duque?

Nos enfrentamos al populismo punitivo, que no es más que legislar para la histeria colectiva y el clamor popular, una búsqueda de réditos electorales en el futuro y popularidad instantánea sin contar con estudios que corroboren que aumentar el poder punitivo del estado sea eficaz para la lucha contra los violadores.

Finalmente será la decisión de la Corte Constitucional la que impida este esperpento jurídico que resulta inservible para política criminal, declarándolo inconstitucional y populista.

A %d blogueros les gusta esto: