¿Quién está detrás de la marcha estudiantil del próximo 10 de Octubre?

0

Lo que le corre pierna arriba al gobierno de Iván Duque parece ser muy superior a las marchas que enfrentó Santos en el 2011 y que lo obligó a retirar la reforma que los estudiantes catalogaron de privatizadora. ¿Cómo se logró activar de nuevo a los estudiantes?

Se viene cocinando una nueva movilización de estudiantes de la educación superior convocada para el próximo 10 de octubre en todo el territorio nacional. La marcha nacional se realiza para exigir un aumento inmediato de 3.2 billones de pesos a la base presupuestal de las universidades, además de un plan para suplir el déficit que padecen las instituciones de Educación superior públicas que supera los 15 billones de pesos. A estas demandas, se suma la de mayor presupuesto para ciencia, el SENA, la ESAP, los Institutos técnicos y tecnológicos y que los créditos otorgados por el ICETEX manejen un interés real del 0%.

La convocatoria a esta jornada de protesta sobresale por su coordinación y amplitud, que ha logrado en muy poco tiempo posicionar sus exigencias y atraer respaldos de la opinión pública, augurando un éxito superior a las marchas universitarias del 2011, que obligaron al gobierno de Juan Manuel Santos a retirar la reforma a la ley de educación superior (Ley 30 de 1992) que impulsaba en el Congreso.

¿Pero quién es uno de los coordinadores de esta movilización? Uno de los actores más importantes es ACREES, la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles, que logró unir a la mayoría de representantes tanto de universidades públicas como privadas, instituciones técnicas y tecnológicas, significando un avance enorme para la movilización con respecto a la lograda por la extinta MANE en el 2011, ya que los actuales líderes y lideresas cuentan con un respaldo de sus propias comunidades que los eligieron democráticamente, adquiriendo un apoyo sin precedentes en el movimiento estudiantil.

Lo que le corre pierna arriba al gobierno de Iván Duque parece ser muy superior a las marchas que enfrentó Santos en el 2011 y que lo obligó a retirar la reforma que los estudiantes catalogaron de privatizadora. El movimiento #SOS (como se denomina) reitera la necesidad de una educación de calidad, pública y al servicio del desarrollo del país, consigna que se ha agitado por años y que hoy con movilización amplia, democrática y civilista se puede conseguir.

A %d blogueros les gusta esto: