Proteger el empleo e incentivar las compras a Mipymes: carta al presidente Iván Duque por COVID-19

Aunque en estos momentos es imposible conocer cuáles serán los impactos precisos de la pandemia del Covid-19 en la economía, ya hay algunos efectos que se prevén, así como los anuncios de algunas medidas para mitigarlos.

En Colombia, Acopi Bogotá-Cundinamarca, gremio que agrupa a empresarios micro, pequeños y medianos, propuso un paquete de medidas económicas encaminadas a proteger el empleo y la producción ante la crisis. Según este gremio, el segmento mipyme, que aporta alrededor del 80% del empleo formal, será el más afectado del tejido empresarial, por lo que solicita que gran parte de los impactos sean asumidos por el Estado, tal como han hecho otras economías del globo.

Algunos de los puntos que Acopi Bogotá-Cundinamarca pone sobre la mesa son el subsidio y apoyo a la demanda, es decir, que a las empresas se les brinde un auxilio para cubrir los costos de nómina y así mantener el número de empleados que tenían antes de la crisis.
En materia laboral también proponen que incapacidades y ausencias laborales por contagio de Coronavirus sean asumidas por las ARL y las EPS y el Ministerio de Hacienda, respectivamente.

Ante la cuestión tributaria, el gremio mipyme solicita que este sector empresarial sea exonerado de generar los aportes parafiscales durante los próximos 6 meses y que ese costo sea asumido por el Ministerio de Hacienda, así como que los vencimientos de plazos para el pago de impuestos se posterguen 6 meses y se mantengan los descuentos por pronto pago, así como que se eliminen las exenciones tributarias a las grandes compañías, especialmente del sector minero-energético

En cuanto al aspecto financiero, piden que el sector bancario no se lucre a partir de la intermediación que realice para el desembolso de los préstamos, y que se establezcan líneas de crédito a través de las entidades financieras del Estado, sin intereses, con plazo de 48 meses y avalados por el Fondo Nacional de Garantías.

Así mismo, que las entidades financieras refinancien los créditos de todo tipo sin que se vea afectada la calificación y que durante seis meses los bancos no cobren los servicios financieros como las transferencias y retiros.
Por último y no menos importante, en cuanto al comercio exterior, Acopi Bogotá-Cundinamarca propone que se impongan aranceles de más del 15% para la importación de productos terminados que no sean bienes de capital y se puedan producir en el país, así como que por 2 años se suspenda el trato nacional para las empresas extranjeras que participen en las licitaciones para proveer bienes al Estado.

Estas medidas han coincidió con algunos analistas y otros gremios pequeños que viven de cerca la presión de las mipymes del país. De ser implementadas, estas son medidas que garantizarán la subsistencia de las empresas, lo empleos y que se dinamice la economía luego de que pase la emergencia. Medidas similares en cuestión laboral y crediticia han sido tomadas ya por países como Estados Unidos, Alemania y hasta la misma Venezuela. Así se desarma, de nuevo, el dogma neoliberal de que el Estado es un simple espectador ante la economía.

Hay que exigirle al gobierno de Iván Duque que implemente estas medidas en favor de la economía nacional y que los recursos de los colombianos serán para resolver la crisis y seguir enriqueciendo a unos cuantos.

Adenda

Bastante cuestionado ha sido el Decreto 444 de Iván Duque, expedido el pasado 21 de marzo, en el que crea el Fondo de Mitigación de Emergencias- FOME- y lo financia a partir de los recursos del Fondo de Pensión Territorial y el Fondo de Ahorro y Estabilización. Estos recursos podrían ser girados a los bancos -que solo el año pasado obtuvieron 11 billones en utilidades- en vez de entregarlos al sector de la salud y al cuidado de la gente o permitir que las entidades territoriales los administren.

A %d blogueros les gusta esto: