Santos vende el páramo de Santurbán por 45 millones de dólares

¿Cuántas ganancias le significarán a Minesa y a los árabes su inversión luego de atentar contra el agua de Santander? ¿cuánto de eso le quedará a Colombia? ¿vale la pena?

Muy preocupante que, en medio de un debate tan profundo como el que ocupa a la región del gran Santander en torno a la Minería vs. protección del agua, el gobierno dé como un hecho la aprobación del proyecto de Minesa luego de una visita a Emiratos Árabes (principal socio de Minesa) y en la que el país recibió una donación de 45 millones de dólares. Quien debe proteger la vida y los derechos de los ciudadanos terminó vendiendo una fuente de riqueza y vida como el páramo de Santurbán.

Hábilmente disfrazado como aporte al proceso de paz, los árabes compraron licencia ambiental del proyecto Soto Norte en el páramo de Santurbán y el apoyo del servil gobierno colombiano, sin consideración alguna por el ambiente, el agua y los más de dos millones de ciudadanos que se sirven de ese vital recurso para la vida.

Hay algo que sabemos, la comunidad en general de Santander rechaza la minería en Santurbán,  y no es para menos, ya que “en asuntos medioambientales hay un principio fundamental que es el de precaución. Sería lo mismo que hace un buen padre de familia, no arriesgar. ¿Y si se contaminan las fuentes de agua de los santandereanos?”, como aseguró Jorge Robledo, quien junto a Claudia López, también de la Coalición Colombia, y el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, marcharon por el agua junto a miles de santanderianos el pasado 6 de octubre.

Santos en cambio, le lava la cara a estos recursos presentándolos como un invaluable apoyo para la paz de los colombianos, y Cárdenas les asegura todos los privilegios tributarios de la política de seguridad inversionista, que significa que ese aporte podrán recuperarlo y multiplicarlo por la vía de menores impuestos y regalías. Ahora le quedamos debiendo a los árabes, gracias a la indignidad y mentira de un gobierno que hace mucho dejó de representar el interés nacional.

Se preguntarán quienes leen esto ¿cuántas ganancias le significarán a Minesa y a los árabes su inversión luego de atentar contra el agua de Santander? ¿cuánto de eso le quedará a Colombia? ¿vale la pena? Y mientras tanto, ninguno de los que siempre nos han gobernado dicen nada, les parece tremenda idea, un buen negocio.

Desde estas páginas enviamos un saludo al Comité para la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán.

A %d blogueros les gusta esto: