¡Se hizo justicia para Sergio Urrego!

El Tribunal de Bogotá ratificó condena contra Amanda Azucena Castillo Cortés, exrectora del colegio de Sergio Urrego. De esta manera, el caso finalmente no prescribió y logró llegar a la ultima instancia. Para la Fundación Sergio Urrego con esta y otras condenas previas se hizo justicia.

Amanda Azucena, principal responsable del suicidio de Sergio, fue condena a 8 años y 8 meses de prisión domiciliaria y tendrá que pagar 500 salarios mínimos vigentes por los delitos de falsa denuncia y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

A pesar de que el delito por discriminación agravada contra Amanda Azucena prescribió en 2018, debido a maniobras dilatorias, el nuevo hehco se considera un hito histórico para Colombia en la lucha contra la discriminación de niños y jóvenes LGBTI+.

«¡Hoy se marca un nuevo precedente para que casos como el de Sergio no se repitan en el país y la región! Hoy la justicia colombiana le dice a la sociedad que ningún niño o joven puede ser discriminado por su orientación sexual o identidad y expresión de género».

Por último, la fundación hace un llamado a que los educativos se reformen, garantizando y salvaguardando los derechos de los niños por encima de cualquier prejuicio. «¡Ningún manual de convivencia debe convertirse en un código penal contra los estudiantes!».

Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: