Sergio Fernández, la voz de la Revocatoria de Peñalosa en la Cámara por Bogotá

0

“¡Nos robaron, nos robaron!”, exclamaba iracunda doña Elizabeth, mientras agitaba en medio de la Plaza de Bolívar una colorida pancarta donde se leía: “No TransMilenio por la Séptima”. Junto a ella, Carlos señalaba a los causantes de tal indignación: “Santos, Uribe y Vargas nos robaron la Revocatoria”. En cuestión de minutos sus voces se fundieron en el coro de una multitud que gritaba “¡Fuera Peñalosa!”.

Todo esto ocurrió el martes 27 de Febrero, cuando ciudadanos de diversos sectores -ambientalistas, defensores de la Carrera Séptima, vecinos del metro, trabajadores de Aguas Bogotá, motociclistas, vecinos del Virrey- se pusieron cita en la Plaza para pedirle a Peñalosa que los escuchara. Ese mismo día, y como respuesta a la movilización ciudadana -para desmotivarla de una vez por todas-, los llamados mismos con las mismas le propiciaron una herida mortal a la Revocatoria.

¿Qué es la Revocatoría?, dirán algunos. Pues bueno, además de el clamor del 80% de los bogotanos y 700.000 firmas recogidas con trabajo voluntario (de las con mi grupo de amigos de Chapinero recogimos 5.000), es la Democracia. Porque es que así como tenemos derecho a elegir a quienes nos gobiernan, tenemos derecho a revocarlos de su cargo.

Hoy Peñalosa no hace una Bogotá mejor para todos, hace es negocios con los impuestos de todos. Hasta nuestros árboles que hoy busca a diario cómo talarlos, resultaron negocio para su familia. Lleva más de 2 años en el cargo y no ha cuplido ninguna de sus promesas (especialmente en movilidad, ver Las promesas sobre movilidad de Peñalosa: varadas).

Lo más grave de todo es que si cumple, sus proyectos significarán daños irreparables para la ciudad (depredación de reservas, la Séptima convertida en una segunda Caracas, el patrimonio público sepultado y una deuda de 30 billones para hacer más TM que pagaremos durante 30 años). Como dice Sergio Fernández, “Peñalosa es un conflicto de intereses andante. Todo su gobierno busca favorecer a sus amigotes y financiadores”.

¿Qué hacer? No dejarse desesperanzar, seguir movilizándose y llenando las calles de dignidad. Este domingo tenemos una oportunidad única e irrepetible para golpear a Peñalosa y a quienes lo protegen y sepultaron la revocatoria. No sólo debemos no dar ni un voto a ninguno de esos mismos, sino que tenemos cómo llevar la voz de ese 80% al Congreso. Sergio Fernández, vocero de esas 700.000 firmas, es un joven de 31 años que aspira a la Cámara por Bogotá de la mano del mejor Senador de la historia de Colombia, Jorge Robledo.

Politólogo y magíster en Derecho, Sergio viene de ser líder de la MANE, el movimiento estudiantil que demostró que era posible vencer a los mismos y que sepultó la mercantilización de la educación a punta de movilización diferente y con una propuesta que volverá a debatirse con él en el Congreso.

Peñalosa tiene qué pensar, los ciudadanos seguiremos moviéndonos y Sergio será nuestra voz en el Congreso, al que Peñalosa tendrá que acudir a respondernos. Invitados a conocer más en sergiofernandez.co y a votar POLO # 102 a la Cámara por Bogotá.

A %d blogueros les gusta esto: