¡Shazam! «The original Captain Marvel»

Luego de verla en el preestreno, quería tomarme mi tiempo para dar una opinión más aterrizada sobre la película que, por lo visto, será extraño que no le guste a todos. Y es que Shazam!, o como se llamó en sus inicios, «Captain Marvel» (¡sí!, como la «Capitana Marvel» actual) es un film digerible para cualquier público, sin embargo no quiero decir que sea solo una historia simplista y que no juegue con otros géneros en sí misma.

Dirigida por el sueco David F. Sandberg, más conocido por sus cortos de horror de bajo presupuesto como «Lights Out» y «Annabelle: Creation«, y protagonizada por Zachary Levi, Asher Angel Y Jack Dylan Grazer, Shazam! cuenta la historia del inicio de uno de los superhéroes más longevos de las historietas que apareció por primera vez bajo el sello Whiz Comics en febrero de 1940 como competencia directa de Superman.

«Captain Marvel«, hoy Shazam!, fue el primer cómic de superhéroes en ser adaptado en la pantalla, pero es raro que no se haya explotado durante mucho tiempo en los cines a un personaje realmente icónico.

Lo anterior responde en parte una larga historia de disputas y un curioso entramado que circula sobre el personaje, pues en sus inicios y luego de conocerse sus similitudes con el último hijo de Krypton e incluso superarlo en ventas y llegar a ser más popular, DC comics, que en ese entonces era el rival directo de la editorial Whiz, demandó a la casa de Shazam! por plagio, lo que hizo que dejaran de imprimir más historias sobre su personaje estrella y fueron a bancarrota.

Primera aparición de «Captain Marvel» en la pantalla.
1941

A pesar de que en 1972 DC Comics compró los derechos de Captain Marvel, al haberse dejado de escribir por mucho tiempo sobre el personaje Marvel Comics pudo adquirir los derechos del nombre —en 1968—. Desde entonces, a DC se le prohíbe el uso de la palabra Marvel y “Captain Marvel” en sus publicaciones. (El personaje de Marvel Comics luego de tantos reinicios termina en lo que hoy conocemos como “Capitana Marvel”).

Sin embargo, después de toda esta interesante historia, hoy por hoy, Shazam! vuelve a ser la nueva apuesta de la casa DC – Warner.

Bueno… Ya teniendo un poco de «luz» sobre cómo fueron los inicios del personaje, debo aclarar que el film se basa casi que de forma calcada a la versión The New 52. De hecho, es el reinicio de su historia que curiosamente se está reescribiendo mientras se estrena la película, pero que no dista mucho de su origen.

El cómic narra la historia de un huérfano, Billy Batson, que en navidad y a pesar de llevar una vida difícil y rebelde, es acogido por una familia adoptiva y conoce a los que serían sus «hermanos». Después, por cosas del destino, en el subte y lejos de desear tener súper habilidades, es elegido como «El campeón» por el mago que tiene su mismo nombre, Shazam, interpretado por Djimon Hounsou, quien le otorga los poderes de los dioses Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio, todo esto gracias por tener un corazón puro.

Para que sus súper poderes sean revelados, Billy debe decir la palabra Shazam!, de repente un rayo estruendoso desciende del cielo y lo impacta, convirtiéndolo en el legendario personaje.

La sabiduría de Salomón, Fuerza de Hércules, Resistencia de Atlas, El poder de Zeus, Valor de Aquiles y Velocidad de Mercurio, lo que en acróstico forman la palabra mágica «Shazam»

El film me dejó muchas carcajadas y me asusté unas cinco veces… ¡En serio! Es que muy a pesar que sea una especie de «comedia» súper heroica, no fuerza los momentos de risa y los mezcla con su alto potencial oscuro y un tanto dramático; Shazam! es un personaje que entre la ingenuidad de no saber qué hacer con lo que ahora es, hace normales los momentos chistosos mientras se descubre a sí mismo.

Quiero decir que es una película inteligente que expone el tema de la inclusión social, racial y de género sin necesidad de imponerlo con una absurda campaña publicitaria, es meramente sutil, a pesar de eso no todo es “políticamente correcto”… ¡Eso me agrada! También explotan muy bien lo serio que resulta la historia con todo el tema de la magia y los siete pecados capitales y que un chico pueda volverse un superhéroe sin dejar de ser en el fondo un niño.

A DC le ha caído bien que sus últimos dos directores hayan tenido participación previa en películas de horror, esto le da cierta identidad a sus entregas, algo así como darle al público historias que no se complican, pero que llevan un alto contenido de suspenso y hasta escenas moderadamente violentas, que particularmente no sé qué tanto sean permitidas para niños, pero que nos dan ese equilibrio entre ligereza, seriedad y miedo.

Para quienes leímos el cómic The New 52, cuenta con muchas sorpresas que solo vale la pena notarlas en los teatros y que sin dudas abre la puerta a una franquicia por sí sola, además se excede en referencias para la Justice League, encierra acontecimientos importantes de la pelea entre Zod y Kal-El y momentos donde hacen guiños directos a Batman V Superman. Esto nos da a los fanáticos esa esperanza de ver juntos a Superman, Batman, Wonder Woman, Aquaman y por supuesto Shazam! en lo que sería una pronta película.

Irónicamente Shazam! más que intentar apartarse de lo que se había establecido anteriormente con las películas de Zack Snyder, se siente como la excusa perfecta —y de ninguna manera forzada— para intentar nuevamente retomar los planes en torno al universo extendido de DC.

A %d blogueros les gusta esto: