El gobierno de Iván Duque aparece en la UN para la celebración, pero desaparece para la financiación del Hospital Universitario Nacional

El pasado 28 de mayo del 2019 la Universidad Nacional de Colombia celebró los tres años de apertura formal del Hospital Universitario Nacional (HUN). Al evento de celebración asistió nada más y nada menos que el presidente Iván Duque, una visita poco grata debido al silencio y la negligencia de su gobierno para financiar adecuadamente, no solo el Hospital, sino la educación superior pública del país.

Fue gracias a la movilización masiva de estudiantes, profesores, padres y madres de familia, que se logró presionar al Gobierno Nacional de Santos para crear la Estampilla Pro-Universidad Nacional y conseguir los recursos públicos requeridos para construir la primera fase del Hospital Universitario. Así como se consiguió el Hospital, el año pasado fue la movilización estudiantil la que le dio al país $5.85 billones de pesos adicionales para los próximos 4 años, derrotando al gobierno y llevándolo a firmar un acuerdo con la comunidad académica.

Hoy el HUN está funcionando al 25% del proyecto final, por lo que falta aún una gran inversión para realizar la segunda fase y que pueda ser un hospital de tercer nivel acorde a las necesidades de la Universidad y la ciudad. La Universidad cuenta con los terrenos para edificar del 75% restante del proyecto, el Campus Santa Rosa en el Centro Administrativo Nacional (CAN). Pero existen dos amenazas que tienen paralizada la segunda fase del Hospital.

El primero, el Plan de Renovación Urbana del CAN del Gobierno Nacional. Nuevamente proponen en el Plan de Ordenamiento Territorial de Enrique Peñalosa modificar el uso de suelo del Campus Santa Rosa. Esta modificación implica abrir las puertas al uso comercial de los terrenos universitarios, presionando a la Universidad para ofertar sus suelos a grandes negocios inmobiliarios privados, entre estos, los terrenos de la segunda fase del HUN.

Por otro lado, el Gobierno Nacional de Iván Duque, al igual que su antecesor, calla ante la exigencia de inversión para financiar la construcción del Hospital. Hoy la segunda fase del HUN no ha avanzado por la falta de recursos públicos para llevar a cabo este proyecto estratégico para la educación superior nacional y para la red hospitalaria de Bogotá. Mientras tanto, el Gobierno Nacional incumple uno de los puntos firmados con la comunidad académica el 14 de diciembre, que es la entrega de los saldos apropiados y no comprometidos en 2018, que tienen como propósito la financiación de proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación.

En medio de estas amenazas, la Universidad hace esfuerzos por buscar los recursos para el HUN. Sin embargo, el endeudamiento, las donaciones y entrega de laboratorios por medio de Alianzas Público-Privadas desnaturalizan los fines misionales de un hospital de carácter público y universitario y limita los avances investigativos, poniéndolos al servicio del mejor postor y no al de la necesidad social.

Al igual que para la consecución de la Fase I del Hospital, hoy de nuevo es necesaria la movilización y organización de la comunidad académica para exigir al Gobierno Nacional respeto por la integridad de los edificios y los terrenos de la Universidad Nacional y de toda universidad pública del país. Hacemos un llamado al gobierno Duque a financiar adecuadamente la infraestructura y funcionamiento de las universidades públicas del país, para que estas puedan seguir siendo faro de desarrollo social, científico y cultural de toda Colombia.

A %d blogueros les gusta esto: