#SOSMocoa #TodosSomosPutumayo

0

En vivo

[7 de abril] Desde Mocoa nos reportan que el cargamento fue recibido por la Fundación Conservarte
[6 de abril] Satena por fin envió el cargamento con destino Villa Garzón
[3 de abril] Se entregó el primer cargamento de más de 120 kilos a Satena, la idea era que se fuera hoy pero no se pudo, esperamos sea mañana. Seguimos recibiendo sus donaciones #FuerzaMocoa #Mocoa #TodosConMocoa
[2 de abril] Están censando a quienes perdieron todo, pero personas que la casa esté en pie, no la están censando, y sólo llega ayuda a la gente censada. Tenemos contacto con fundaciones locales que repartirán la ayuda a queines no ha llegado, en especial un albergue de 60 personas. 
No hay velas, fósforos, toallas higiénicas, calzones, pañales, sábanas, cobijas.                        

Expresamos nuestra profundad solidaridad con los compatriotas de Mocoa, Putumayo. Hoy nos estremece una tragedia que no es ambiental ni natural ni “castigo de Dios”, sino social, resultado de una clase dirigente mediocre que, al tiempo que estanca en la pobreza a millones, los expone de manera más grave a los fenómenos climáticos y ambientales. Por eso El Chapín junto a otras organizaciones se solidariza con nuestros compatriotas y se encargará de acopiar y hacer llegar directamente ayuda humanitaria a Putumayo.

Las decisiones políticas e intereses económicos, en casos como estos, afectan la magnitud de pérdida. Según el Banco Mundial, el 95% de las muertes relacionadas con los desastres naturales ocurre entre el 66% de la población que vive en países más pobres. En una muestra de 141 países, en desastres entre 1981 a 2002 se encontró que las mujeres y niños son 14 veces más vulnerables a morir. En el caso de Mocoa, desde 2002 el Plan Básico Ordenamiento Territorial señaló áreas en riesgo. Cabe la responsabilidad de los últimos 4 gobiernos, que fueron dos, ¿o uno?

CorpoAmazonía, que desde hace nueve meses, con estudios, venía advirtiendo que una tragedia de estas magnitudes estaba próxima a suceder, fue ignorada por el gobierno actual y desembocó en lo que hoy vivimos. El Putumayo es una zona con una pobreza histórica, que ha obligado a muchos asentarse informalmente, y una gravísima deforestación -causada por construcciones viales para la explotación petrolera especialmente en selvas y el preocupante crecimiento de cultivos de coca, factores que se han sumado y desembocado en esta tragedia en una Capital de departamento.

Es necesario cambiar los mismos que nos han gobernado siempre. Un país evita tragedias naturales con políticas económicas y sociales.

A %d blogueros les gusta esto: