Transporte de Bogotá no es lo que pintan, Revista Semana descubierta

No, Bogotá no tiene hoy el segundo mejor transporte público del continente. El dato tremendamente desactualizado proviene además de una firma que Peñalosa promotor mundial de los BTR como Transmilenio gerenció para el país.

Revista Semana se descachó este fin de semana en uno de sus ‘confidenciales‘ que anunciaba un dato sorprendente sobre el transporte público de Bogotá. El dato, para nada sorprendente, además era falso. La noticia de que Bogotá aún sin tener un metro ocupaba el segundo lugar en un supuesto ranking de transporte público correspondía a un informe de 5 años de antigüedad, del cual ya hay una versión más actualizada en la que Bogotá durante los primeros años de la alcaldía de Peñalosa retrocede 4 puestos.

El más reciente informe, en el que Bogotá desciende del puesto 32 al 60 de 100 en el mundo data de marzo de 2018 y es “mucho más completo que las versiones anteriores” según Arthur D. Little, responsable de los informes mencionados.

Otra cosa que no cuenta Semana y que los bogotanos deben saber, es que el citado ranking se concentra en medir la extensión de las troncales y su participación en los viajes (una métrica muy fácil para una ciudad que se propone llenarse de TransMilenio y obliga a la gente a usarlo), pero da muy poco peso a la calificación de calidad de servicio por los usuarios y no analiza las tendencias de uso en el tiempo, que en Bogotá vienen cayendo. En definitiva, un ranking a la medida de los BRT, y aún así, nos superan Santiago de Chile, Ciudad de México, Curitiba, Lima, y Buenos Aires.

Y la historia no termina ahí, como lo recordó Carlos Carrillo (el mismo que destapó los títulos falso del alcalde), Enrique Peñalosa fue gerente para Colombia de Arthur D. Little. ¡Esas casualidades bellas de la vida!

Las preguntas que se deberían hacer los ciudadanos son: ¿Por qué Revista Semana utiliza un reporte del 2014 como noticia?, ¿qué objetivo tienen?, ¿es fiable un informe producido por una firma que gerenció el alcalde?

Lo que es un hecho es los bogotanos estamos insatisfechos con el sistema, que muchos consideran un fracaso (detalles acá). En el primer semestre de 2018 se dejaron de hacer cerca de 32,5 millones de viajes en el sistema masivo, 91% de los bogotanos considera que TransMilenio ha empeorado o sigue igual, 89% que los trayectos habituales toman más o igual tiempo, y la satisfacción con el sistema es más de tres veces menor a la que hay con los taxis. TransMilenio como eje de la movilidad fracasó además desestimulando el uso del carro particular, y por el contrario, estimuló su uso y el de motocicletas.

A %d blogueros les gusta esto: